¿Que es el Jet Lag? ¿Cómo superarlo?

Publicado por Tarduchy Regalos en

El Jet Lag, también conocido como síndrome de cambio de zona horaria o desincronización, ocurre cuando las personas viajan rápidamente a través de husos horarios o cuando su sueño se interrumpe por razones de desfasamiento temporal.

Es una condición fisiológica que resulta de una interrupción en los ritmos circadianos del cuerpo, también conocido como reloj del cuerpo.

Los ritmos circadianos, o el reloj del cuerpo, son ciclos de 24 horas en los procesos bioquímicos, fisiológicos y conductuales de nuestro cuerpo. Regulan las actividades diarias, como dormir, despertar, comer y la regulación de la temperatura corporal.

Los síntomas tienden a ser más severos cuando se viaja hacia el este en comparación con hacia el oeste.

Los principales síntomas del Jet Lag

Las molestias más comunes son dolores de cabeza, insomnio e irritabilidad.

El jet lag está relacionado con una interrupción en la actividad y una falta de sincronización en las células cerebrales de dos partes del cerebro.

¿Por qué sucede esto?

El reloj biológico está impulsado por un sistema interno de cronometraje, pero se ve afectado por factores ambientales externos, como el ciclo de luz y oscuridad, la noche y el día.

Cuando el reloj corporal se desconecta y debe reiniciarse, se produce un desfase horario.

Viajar a través de diferentes zonas horarias y pasar por ciclos de luz diurna y oscuridad, algo a lo que normalmente no estamos acostumbrados, puede hacer que nuestro reloj corporal se desincronice. El jet lag afecta los patrones de sueño y vigilia, de comer y trabajar.

La regulación hormonal es clave para la sincronización del reloj corporal. Cuando ocurre un jet lag, los niveles de hormonas no se sincronizan con el ambiente. La temperatura corporal también varía según el reloj del cuerpo.

¿Por qué viajar de oeste a este provoca mayores problemas?

Al viajar hacia el este, los síntomas son más severos porque nuestro cuerpo tiene menos tiempo para recuperarse. Viajar hacia el oeste agrega horas a nuestros días, mientras que viajar hacia el este los reduce. Esto significa que contamos con menos tiempo para ajustar y sincronizar con un ritmo circadiano.

Viajar de norte a sur o de sur a norte puede causar problemas adicionales, ya que las estaciones son diferentes.

Sin embargo, para que ocurra el jet lag, debe haber un movimiento este-oeste u oeste-este. Volar de Londres a Madrid, por ejemplo, puede causar molestias, pero no provocará un desfase horario.

Además, el jet lag generalmente no ocurre después de cruzar una o dos zonas horarias. Cuantas más zonas horarias se cruzan, peor pueden ser los síntomas.

Un buen ejemplo de este desfase es viajar de Europa a América.

Recomendaciones

La Organización Mundial de la Salud (OMS) señala que el consumo de alcohol o cafeína, durante o antes del vuelo, puede empeorar los síntomas. Por un lado, pueden agregarse a la deshidratación. El aire dentro de la cabina de un avión es más seco que el aire natural a nivel del suelo, y esto también puede empeorar los síntomas.

La cafeína también puede alterar los patrones de sueño. Lo mejor es beber agua mientras vuela.

Otros factores que pueden empeorar los síntomas incluyen el estrés y pasar mucho tiempo sentado, lo cual se traduce en un estado de incomodidad.

Las personas que pueden estirarse o acostarse y dormir durante un vuelo tienen menos probabilidades de sufrir un desfase horario. Por eso los vuelos extensos, en primera clase, aportan beneficios extra.

Tratamiento

En realidad, no existe un tratamiento efectivo para el jet lag, pero algunos ajustes de estilo de vida pueden ayudar a minimizar los síntomas.

Aquellos quienes se mantienen en buena forma física, descansan adecuadamente y consumen una dieta bien balanceada, parecen tener menos síntomas que las personas que no están en forma.

Prevención

  • Elige vuelos que lleguen a primera hora de la tarde, hora local, para que puedas dormir alrededor de las 10.00 p.m.
  • Prepárate para un vuelo hacia el este, anticipa tu ida a la cama y el levantarte por algunos días previos al vuelo. Para un vuelo hacia el oeste, levántate y ve a la cama más tarde.
  • Cambia tu reloj a la zona horaria de destino tan pronto como abordes el avión
  • Mantente activo durante el vuelo, haz ejercicios de estiramiento y camina por el pasillo
  • Lleva un antifaz para los ojos y tapones para los oídos. Intenta dormir cuando sea de noche en tu destino, y duerme durante 20 minutos a la vez en otras ocasiones, para reducir la somnolencia.
  • Bebe mucha agua durante el vuelo, evita el alcohol y la cafeína, esto reducirá la deshidratación

Cuando estés en tu destino:

  • Evita comidas pesadas o ejercicios extenuantes.
  • Pasa tiempo al aire libre, de preferencia a la luz del sol.
  • Duerme a una hora “normal” para la zona horaria de destino.

Tal vez te interese: Los 5 puntos más importantes para viajar más seguro


Pon en práctica estas recomendaciones, y si lo juzgas conveniente, comparte con tus conocidos que viajan a menudo.

Tarduchy te desea buen viaje.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *